miércoles, 31 de diciembre de 2014

¡Gloria a Dios por este año que termina!

Estamos  terminando un año más, un año en el que hemos tenido experiencias buenas y también malas, situaciones que ameritaron de nosotros fe y otras en las cuales nos costo mantener la fe, pero lo más importante es saber que a pesar de todo Dios ha sido fiel. Apesar de todo lo que ha pasado su mano no nos ha soltado ni un momento. Si por un momento nos pusiéramos a pensar  todas las veces que le fallamos a Dios llegaríamos fácilmente a la conclusión de que no mereceríamos tan siquiera estar terminando este año, sin embargo a pesar de nuestros errores Dios ha sido bueno con nosotros.
Estos días  meditamos muchos sobre cómo hemos invertido nuestra vida en el año, qué cosas buenas hicimos y qué cosas debemos mejorar, días para preguntarnos sobre si estaremos viviendo de tal forma que Dios se siente orgulloso de nosotros o estamos viviendo de una forma en la que nosotros nos sentimos avergonzados de cómo la estamos viviendo.
Hoy al comenzar un nuevo año es buen tiempo de ser sinceros con Dios y nosotros mismos,reconociendo nuestros errores y ser capaces de comprometernos a mejorar aquellas cosas que aun nos cuestan . Proponernos en nuestro corazón comenzar a vivir de la forma que más le agrada a Dios.
Demos gracias a Dios por todo lo que hemos vivido porque de una u otra manera hemos podido aprender algo y muchas de las situaciones que vivimos nos sirvieron para acercarnos más a Dios, por eso y más debemos de agradecer a Dios por lo bueno que ha sido para con nosotros.
Tal vez muchas veces sentimos ganas de bajar los brazos y en esos momentos aprendimos a ser valientes y eforzados,otras veces quizas queriamos llorar y ahi aprendimos a gozarnos en medio del dolor,tal vez la desesperacion nos enseño calma y paz.  En toda circunstancia hemos podido ver la mano de Dios moviendose en nuestro favor. La Biblia nos enseña y nos ehorta a dar gracias a Dios en todo porque esta es la voluntad de Dios. Que seamos hijos agradecidos en todo momento,en cualquier circunstancia.
Entreguémonos completamente a Dios para que siempre Él sea nuestro guía y que nuestra voluntad se doblegue y obedezca únicamente al Señor Dios Todopoderoso. Que de nuestros labios siempre brote una palabra de gratitud,una alabanza.
Te invito en este nuevo año que comienza a que tomemos un momento para agradecer a Dios todo lo que dejamos atras,con el compromiso de ser hijos agradecidos en todo lo que vendra.

 FELIZ Y MUY BENDECIDO 2015

Sandra López

REGALOS  DEL  PADRE Hay muchas cosas en nuestro andar diario que son importantes para nosotros pero no son visibles a nuestros ...