martes, 23 de febrero de 2016

RELACIONES CON MIS SEMEJANTES

¿Cómo quiero que me traten ?





-No pienso llamar por teléfono a nadie del grupo. Tampoco visitare a Marta por su enfermedad y olvídate que vaya a ver como sigue el hijo de Susana- La voz de Carmen sonó airada.
-¿Por que no ? su amiga Alicia pregunto calmadamente.
- A mi nadie me llama, si no me ven ni preguntan que me sucede, ademas el otro día Irene me miro de mala forma y no me gusto. Sin contar que Laura quedo de venir a mi casa y me dejo esperando toda la tarde.Lo que das recibes dice la Biblia.
-Ahh entiendo, y según parece tu quieres recibir también lo que les das.....-replico suavemente Alicia
-No....pero es que así se comportan conmigo,nunca me llaman....y...-Carmen contesto turbada.
-¿ Que aprendes en la Biblia? ¿Que dice en Mateo 7:12 ?¿ Lo recuerdas?- pregunto Alicia
-Si claro que se, solo que a veces es difícil las personas se comportan ..ya sabes- se excuso Carmen
-Si - dijo Alicia- Pero Jesús no dijo que dependiendo de las personas debías aplicar su mandamiento.
-Mira Carmen tu eres hija de Dios y aunque a veces es difícil,debes ser ejemplo a otros y poner por obra la palabra.- Se nos insta que debemos hacer a los demás lo que queremos que hagan con nosotros y dar lo que queremos recibir. ¿Estas de acuerdo?


Si tu fueras Carmen ¿cuál sería tu respuesta?
Seguro que esta situación te es familiar. Tal vez te has encontrado con alguna Carmen por allí o simplemente te has comportado como una Carmen.
Tenemos como seres humanos esa tendencia egoísta de pedir que los demás nos traten bien, nos hablen bien, hagan cosas por y para nosotros. Pero muchas veces nos olvidamos de que otros esperan lo mismo de nosotros.
Jesús sabía como nos comportamos por eso dejo escrita su regla de oro y nos exhorta a seguirla para nuestra mejor forma de vivir.

Somos siempre rápidos para encontrar las fallas en el resto de personas que nos rodean y tenemos una mas que justificable escusa para nuestros tratos ásperos con otras personas.

Pero quiero compartir contigo esta reflexión. Dios es amor en su esencia. Cuando nosotros venimos a El somos llenos de ese amor para que, entre otras muchas cosas, lo compartamos con quienes nos rodean.
Cuando nuestro corazón rebosa de ese amor, cuando la misericordia de Dios nos abraza , yo creo que somos capaces de amar y tener misericordia de otros como Dios con nosotros. 
Es que no podemos negar a quien pertenecemos con nuestras obras.
Entonces nos preguntamos ¿cómo demostramos ese amor a los demás?
La respuesta es el mandamiento de Jesús : Traten a los demás como ustedes quieran ser tratados.
Todos queremos ser tratados bien y recibir buenas cosas. Sucede que cuando nos llenamos de ese amor sentimos esa necesidad extraña de considerar como dice el apóstol a los demás como superiores a nosotros mismos. Es allí cuando entendemos que dando es como recibimos, que hacemos viva la palabra de Dios siguiendo el segundo mandamiento que señalo Jesús. Amar a nuestro prójimo como a Dios mismo.
Se nos recomienda seguir la paz con todos y estar en paz con todos en lo que de nosotros dependa.
Esto produce relaciones firmes,sanas cimentadas en amor y respeto.
Si quieres recibir amor, ama
Si quieres recibir sonrisas, sonríe.
Si quieres recibir cosas buenas , da cosas buenas.
Dando es como recibimos.

RELACIONES SANAS, FIRMES EN AMOR Y RESPETO UNOS CON OTROS, SON EVIDENCIA DEL AMOR DE DIOS EN CADA UNO DE NOSOTROS.

Pidamos a Dios que El nos ayude a vivir con nuestros semejantes a la luz de su palabra. Que estrechemos lazos y siempre estemos dispuestos a extender puentes de comunicación en nuestro diario andar.

Dios te bendiga mucho y te ayude a fortalecer tus relaciones con la guía de su Espíritu.
No te vayas sin dejarnos un comentario  y no olvides suscribirte para seguir juntos reflexionando en la palabra de Dios que nos ayuda en nuestro diario vivir.



Recuerda Dios te ama y nosotros también.






9 comentarios:

  1. Hola espero que estés muy bien. Muy frecuente mente se olvida este principio tan importante, tratar a otros como queremos que nos traten, es muy difícil recoger si no sembramos primero. Besos. Sandra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, y por visitar nuestro lugar. Besos

      Eliminar
  2. Muy buena reflexión,tenemos que estar atentas a como somos con los demás ya que el enemigo es muy hábil para susurrar malos entendidos y supuestas malas actitudes,que Dios nos de amor y sabiduría

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto Patricia, en lo personal cada momento tengo que vestirme con el fruto del Espiritu porque reconozco que me es facil olvidar como actuar. Pero que bueno que Dios nos auxilia. Gracias por tu comentario. El Señor te bendiga mucho!

      Eliminar
  3. Que buena reflexión que nos insta a pensar en como estamos llevando nuestras relaciones, gracia por compartir bendición

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario..Dios te bendiga mucho!!

      Eliminar
  4. Que buena reflexión que nos insta a pensar en como estamos llevando nuestras relaciones, gracia por compartir bendición

    ResponderEliminar
  5. Es así como estamos toda la Iglesia😱ayer en el Culto (día de reposo) El Señor exhorto sobre cómo anda la Iglesia de Cristo Embriagada y se habló de 3 etapas de embriaguez !que exhortación!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debemos seguir los mandamientos de nuestro Señor siempre y amar a nuestros semejante. Un abrazo gracias por tu comentario.

      Eliminar

Sandra López

REGALOS  DEL  PADRE Hay muchas cosas en nuestro andar diario que son importantes para nosotros pero no son visibles a nuestros ...