martes, 29 de marzo de 2016

DISCIPLINA


AMOR QUE CORRIGE

Por Carolina Moreira.





HIJO MIO, NO TENGAS EN POCO LA DISCIPLINA DEL SEÑOR, NI TE DESANIMES AL SER REPRENDIDO POR EL;
PORQUE EL SEÑOR AL QUE AMA, DISCIPLINA, Y AZOTA A TODO EL QUE RECIBE POR HIJO.
Es para vuestra corrección que sufrís; Dios os trata como a hijos; porque ¿qué hijo hay a quien su padre no discipline?
Pero si estáis sin disciplina, de la cual todos han sido hechos participantes, entonces sois hijos ilegítimos y no hijos verdaderos.
Además, tuvimos padres terrenales para disciplinarnos, y los respetábamos, ¿con cuánta más razón no estaremos sujetos al Padre de nuestros espíritus, y viviremos?
Porque ellos nos disciplinaban por pocos días como les parecía, pero El nos disciplina para nuestro bien, para que participemos de su santidad.
Al presente ninguna disciplina parece ser causa de gozo, sino de tristeza; sin embargo, a los que han sido ejercitados por medio de ella, les da después fruto apacible de justicia.
Por tanto, fortaleced las manos débiles y las rodillas que flaquean,


(Hebreos 12 : 5 - 12 )
Este es uno de los aspectos del amor de Dios que menos nos gusta, pero como dice este pasaje, la disciplina de Dios es necesaria en nuestra vida.   
Un ejemplo claro de que esto es así, es viendo la historia de Israel, el pueblo escogido por Dios. Los hizo caminar 40 años en el desierto, por haber desobedecido, pero también vemos su amor porque nunca les faltó nada.   
Otro ejemplo es Moisés, él no pudo entrar a la tierra prometida, pero Dios dejó contemplarla desde un monte.  
También tenemos a David, luego de haber pecado Dios le quitó a su hijo, pero luego le dio otro, que incluso llegó a ser su sucesor.   
En estos ejemplos vemos tanto la disciplina de Dios como su inmenso amor.

Así sucede en nuestras vidas. Dios también nos disciplina. Muchas veces pasamos por circunstancias difíciles y le echamos la culpa al enemigo, pero no siempre es así. A veces es Dios queriendo hablar a nuestras vidas, porque nos apartamos, o cometimos algún pecado, etc. Que Dios nos de la sabiduría para discernir si nuestra circunstancia difícil viene de parte de Él y que nos revele que nos quiere enseñar.
Es necesaria la disciplina para que podamos seguir el derecho camino de Dios. tenemos esa humana tendencia de ser muchas veces rebeldes,desobedientes. Lo que nunca debemos olvidar es que la disciplina de Dios es Amor que corrige. Cuando El nos corrige lo hace con amor y misericordia,porque nos ama y siempre su plan es que seamos felices y plenos en El.
Si estas en un proceso de disciplina agradece a Dios, en una oportunidad que Dios nos da para entender su amor tan grande.
Dios te bendiga mucho, nos leemos prontito.
Recuerda Dios te ama y nosotros también.

NO TE VAYAS SIN DEJARNOS UN COMENTARIO!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sandra López

REGALOS  DEL  PADRE Hay muchas cosas en nuestro andar diario que son importantes para nosotros pero no son visibles a nuestros ...