miércoles, 30 de marzo de 2016

¿TU TE ATREVES?



REFLEXIONEMOS JUNTOS

Por Sandra Cardozo.



En cierta ocasión se contaba de un grupo  que discutía sobre el romanticismo, el cariño, el amor verdadero, si existía o no entre una pareja y si duraba para toda la vida o no. Algunos eran partidarios del matrimonio, otros no porque se argumentaba que era más fácil disolver la unión cuando se terminaba el romanticismo si no los unía otro lazo más formal… con todo ese desfile de pensamientos, el maestro tomó la palabra y explico su experiencia con su padre el día que su madre murió después de 55 años de matrimonio: ese día fue muy doloroso porque él lloraba a su compañera de vida. Habían compartido  alegrías y tristezas; cuando a él lo habían  despedido de su trabajo, cuando encontró uno mejor, los mementos de enfermedad y de salud, momentos de pérdidas, momentos de reencuentros. Cuando nacieron sus hijos. Cuando sus hijos se casaron, cuando vinieron los nietos.  Ahora su padre agradecía que ella hubiese partido primero  porque el dolor de la pérdida era tan inmenso e intenso que prefería sufrirlo él y que ella no hubiese tenido que pasarlo.

Reflexionando ante esta historia el grupo presente en el debate del amor llegaron a la conclusión de que AMOR no es solo el romanticismo, el “cariño” del momento, que el AMOR – es algo que perdura en el tiempo y te ayuda, te apoya en la vida, te sostiene y te une al ser amado durante la vida,  durante el camino que las personas deciden recorrer juntas a pesar de los tropiezos.
 Y si es posible entre dos personas, PENSEMOS como podría ser el AMOR DE DIOS.
El AMOR de Dios es profundo, inmenso, sin frontera, que todo lo soporta: “Amados, amémonos unos a otros; porque el amor es de Dios .Todo aquel que ama es nacido de Dios. El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es AMOR” 1Juan 4:7-8.
En la actualidad el significado de la palabra amor está devaluado y pasó a  la categoría de comida chatarra de siglo XXI. Un objeto de recambio por dinero o bienes. Por lo tanto da como resultado un mundo lleno de personas con grandes dosis de soledad, desesperanza y necesitadas de una mano amiga, de un abrazo sincero, porque lo que consiguen es un me gusta con un dedo para arriba en su computadora o en su celular, un montón de seguidores virtuales porque pasan mucho tiempo delante de sus implementos tecnológicos pero no tienen a nadie que les diga CUANTO VALEN EN REALIDAD.
JESUS DIJO “NADIE TIENE MAYOR AMOR QUE ESTE QUE UNO PONGA SU VIDA POR SUS AMIGOS” Juan 15:13
Creo firmemente que el AMOR tal como DIOS ÉS es ese que lo da todo sin reservas y que te espera a TI y a MI, que a pesar de nuestras fallas no se fija en ellas sino que está pronto para sanar nuestras heridas del camino, está dispuesto a aceptar lo que otros no aceptarían, lo que otros juzgarían sin piedad, listo para ayudarnos a emprender un nuevo viaje con EL como compañero de RUTA,
Y cuando no lo veamos al frente o al lado nuestro, fijémonos detrás, porque seguro que EL es  el que nos está SOSTENIENDO cuando creemos que no podemos más.
EL tiene un AMOR para nosotros que está pronto para proveer nuestras necesidades, terminar con nuestros temores, terminar con la soledad. – es algo que perdura en el tiempo y te ayuda, te apoya en la vida, te sostiene a pesar de los tropiezos y que por ese amor es que te levantas y continuas… no se termina si no que a veces en vez de ir delante para que lo veas todo el tiempo, va detrás sosteniéndote la espalda porque cuando piensas en que vas a caerte ese amor te sostiene y no caes, te afirmas sobre tus pies y sigues caminando con tus hombros firmes y tus pasos fuertes adelante… (Sé que esa idea la compartí en el párrafo anterior pero es importante que nos quede clara a todos, ¡incluyéndome!)
 ¿Qué nos pide a cambio? Porque una relación es, mínima, más de uno… EL AMOR SIEMPRE  es entre seres que interactúan…

A veces puede ser…
Amarme a mí, la relación es conmigo… y hay personas que no se llevan bien consigo mismas. Jesús está ahí para ayudarte y respaldarte, para hacer de mediador contigo y   ayudarte a perdonarte para poder amarte, para hacerte saber que vales mucho, muchísimo, que no es en vano que tú estés aquí.
Amar a los que me rodean… la mayoría de las veces el puente es el perdón…

Pero refiriéndonos a la primera pregunta ¿Qué nos pide a cambio?, ¿qué nos pide JESÚS  a cambio…? SOLO QUE LO ACEPTEMOS, NADA MAS.  Que le demos cabida en nuestro corazón, en nuestra  mente, en nuestra alma y EL se hará cargo de todo y nos envolverá con su  AMOR, CON EL AMOR VERDADERO QUE DE VERDAD DIO SU VIDA no es un cuento que te hago, porque de verdad Jesús dio su vida por ti y por mí.
Él nos tiende su mano, lo único que pide es que la tomemos.
Solo eso.

Porque también en eso se diferencia el AMOR DE DIOS, ES GENEROSO.

Ahora la pregunta es: ¿TU TE ATREVES a aceptar esa mano tendida?
Como siempre digo TODO ES CUESTIÓN DE DECISIÓN…Y TODO ES CUESTIÓN DE ACTITUD.

Dios te bendiga y nos leemos pronto !!!


Recuerda Dios te ama  nosotros también.

No te vayas sin dejarnos un comentario.




2 comentarios:

  1. Muy linda la reflecion . Me gusta leer siempre. Bendiciones amadas corazonas. Sandra Alvarez

    ResponderEliminar
  2. Ojalá que yodos entendieramos el inmenso amor de Dios.
    Que lindo.
    Carla

    ResponderEliminar

Sandra López

REGALOS  DEL  PADRE Hay muchas cosas en nuestro andar diario que son importantes para nosotros pero no son visibles a nuestros ...