lunes, 18 de abril de 2016

REFLEXION

¿Has estado con Jesús?

Por Miriams Delgado
Entonces viendo el denuedo de Pedro y de Juan, y sabiendo que eran hombres sin letras y del vulgo, se maravillaban; y le reconocían que habían estado con Jesús,
Y viendo el hombre que había sido sanado, que estaba en pie con ellos, no podía decir nada en contra. Hechos 4:13-14.
Cuando hablamos de Jesús, no hablamos de la religión a la que perteneces. Si eres católico o cristiano, o tal vez de otra religión. Hablamos de tener conocimiento de Quién es Jesús? no de hechos históricos, ni de tradiciones o costumbres. Hablamos de tener un encuentro personal con Jesús, una experiencia propia. Una vivencia que no nos fue contada por otras personas, sino que la vivimos nosotros mismos. Un contacto que nadie nos puede transmitir sino que es único y personal. Donde sólo nuestro corazón puede hablar que Jesús Nuestro Dios. La Biblia nos relata un encuentro de los discípulos de Jesús con un cojo, después de que Jesús ya había muerto y resucitado.
Pedro y Juan se encontraron con con un hombre que por 40 años no podía caminar correctamente, no podía trabajar, no podía vivir una vida como la vivían los demás. Sino que estaba limitado a pedir limosna para poder sustentarse.
Los discípulos al encontrarse con este hombre cuando pedía limosna, no tenía nada para darle; más tenían al Espíritu Santo. 
Pero este hombre recibiría más de lo que esperaba recibir. Recibió sanidad y perdón. Su vida fue transformada a través de unas palabras de Pedro: no tengo plata ni oro, pero lo que tengo te doy; En el nombre de Jesucristo de Nazaret, Levántate y anda.
El encuentro con Jesús fue notorio el hombre salta de alegría y glorifica a Dios. La gente pudo ver a través de este hombre que Jesús era Dios.
Por lo cual hubo un gran revuelo y llevaron preso a Pedro a Juan y el hombre sanado, para rendir explicaciones frente al Concilio; frente a gente entendida, de religión, cultura y tradiciones. 
Frente al relato de Pedro y Juan, los religiosos se dieron cuenta de que estos hombres habían estado con Jesús. No porque supieran de religión, de costumbres y tradiciones. Sino porque ellos eran hombres sencillos con poca educación o tal vez ninguna. Y que se expresaban con sabiduría divina. 
Si leemos Hechos 4 ellos hablan como Jesús les había hablado. Ellos hablaban de un Dios que conocían, que sabían que había sanado ese hombre. Se podía escuchar hablar a Jesús en ellos. Y era notorio que habían estado con Jesús.
Que ese hombre discapacitado había tenido un encuentro con Dios.
Asi tiene que ser con nuestra vida, tiene que ser notorio que hemos tenido un encuentro con Jesús,se debe notar en nuestra manera de hablar, de vivir. 
Dejemos que Dios obre con libertad de nuestras vidas: no lo limitemos con religiones con costumbres o tradiciones. 
Tengamos un encuentro único e intransferible con Dios;que la gente vea algo diferente nosotros, que digan estos estuvieron con Jesús.
Esta persono sabe lo que es estar a los pies del maestro, ha estado con Jesús.
 
Te animo entonces a qué cierres tus ojos y sin protocolos busques en este momento a Dios y busques escuchar su voz. Ven a sus pies no hay mejor lugar para conocer al maestro. Tu vida nunca mas sera igual. Como fue la vida de aquel hombre discapacitado.

Nos leemos pronto, Dios te bendiga mucho.
Recuerda Dios te ama y nosotros también.
NO TE VAYAS SIN DEJARNOS TU COMENTARIO!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sandra López

SEGUROS   EN   EL Estamos viviendo un tiempo de inseguridad como nunca antes hemos visto. La mayoría de las personas han e...