martes, 28 de febrero de 2017

Carolina Moreira



Dios estaba contento con todas estas personas, pues confiaron en él. Pero ninguna de ellas recibió lo que Dios había prometido.

Hebreos 11: 39


¿A quiénes se está refiriendo este versículo? 

Este capítulo de Hebreos, el autor define lo que es la fe y para ello nombra varios ejemplos de hombres y mujeres que caminaron por fe.De estás personas lo que más me llamó la atención es justamente lo que dice el versículo: ninguno recibió lo prometido. Por ejemplo Abraham recibió la promesa de que su descendencia iba a ser numerosa y que iba a heredar la tierra prometida. Ninguna de las dos las vio realizada. 
El versículo 9 nos dice que habitó como extranjero en la tierra prometida. 
También está Moisés, él sacó al pueblo de Egipto, caminó 40 años en el desierto y no pudo entrar en la tierra prometida,
Dios solo lo dejó verla desde una montaña. En ambos casos tuvieron solo una parte de la promesa, pero seguían confiando en Dios, ¿por qué? Porque su fe no estaba basada en las promesas de Dios, sino simplemente en Dios, independientemente si Él cumplía o no su promesa o si demoraba en llegar. 

Tal vez suceda con alguna de nosotras, tal vez alguna promesa no la veremos aquí cumplida.Qué Dios nos de esa fe, que siempre podamos ver hacía arriba. Dios nos hace muchas promesas, pero si confíamos solo en Dios, podemos tener la certeza y confianza que si lo que prometió no ha llegado, tiene su motivo y así poder seguir firmes en su camino.

Como dije anteriormente, tanto Moisés como Abraham no vieron realizada la promesa, pero el motivo por el cual no lo pudieron hacer es diferente. A Abraham Dios le prometió  una descendencia numerosa y la posesión de la tierra prometida, pero él era muy anciano para poder ver cumplida la promesa,  su descendencia la pudo ver realizada.
En cambio a Moisés, que también se le prometió la entrada a la tierra prometida, no obtuvo lo prometido por no permanecer firme. En una parte del trayecto de Egipto a la Tierra Prometida, él desobedeció y no pudo entrar, pero Dios lo amaba tanto que le permitió verla desde un monte. 
Que esto nos sirva para reflexionar porque aún no recibimos lo prometido, puede ser que la promesa sea para que se cumpla en la próxima generación o es para dentro de mucho tiempo o también puede ser que no estemos tan firmes como creemos y por eso aún no llega.  
Que Dios te de sabiduría para discernir el motivo. Y, recuerda mantener la vista en Dios y no en la promesa, para no decaer.Quiero terminar con el texto del profeta Habacuc, si Dios prometió ,aunque tarde cumplirá. Le prometió tierra nueva para su pueblo a Moisés y aunque tardo les dio la tierra prometida.Le prometió una gran descendencia a Abraham tal cual el número de la arena en el mar o las estrellas en el cielo y aunque el patriarca no vio el cumplimiento Dios se mantuvo Fiel.



Amemos mas al Dios de las promesas, que las promesas mismas. Sin dejar de creer que El permanece Fiel.
Hasta la próxima, Dios te bendiga .


RECUERDA DIOS TE AMA Y NOSOTRAS TAMBIÉN.


No te vayas sin dejarnos un comentarios y comparte si te fue de bendición.


4 comentarios:

  1. Cierto que a veces se demora o simplemente no la vemos pero siempre se cumple Dios bendiga a todas ustedes.

    ResponderEliminar
  2. Me encanto. Si nuestra mirada tiene que estar en lo alto.

    ResponderEliminar

Sandra López

REGALOS  DEL  PADRE Hay muchas cosas en nuestro andar diario que son importantes para nosotros pero no son visibles a nuestros ...