viernes, 19 de mayo de 2017

Sandra Cardozo



FILIPENSES 4:6-7


Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias.
Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.



La verdad es que es muy, pero muy difícil controlar el afán y la ansiedad, más en este tiempo que todo es rápido, todo para ayer, todo en segundos.

Algunos, como yo, hasta paramos antes el microondas porque nos cuesta esperar a que termine. La verdad el control del tiempo y la necesidad de control de las situaciones que nos rodean es difícil.

Como Mafalda decía: La vida me está viviendo… muchos decimos esto…la vida se nos complica porque no encontramos un lugar donde descansar, donde reposar… parece que cada vez es más complicado encontrar ese lugar de reposo…aunque en este siglo estamos rodeados de confort, rodeados de cosas que nos “facilitan” la vida…la verdad es que no es tan fácil.

¿Qué hacer entonces? ¿A dónde ir?

Dios nos dio un recurso para esta situación: charlar con EL, pasar tiempo con EL, esa es la salida, ahí encontramos reposo y PAZ como no hemos conocido antes.

Muchos nos quieren hacer creer que el tema de la oración es un asunto para gente “de iglesia”, gente”especial”, pero no, para nada, porque la oración simplemente es mantenerse en contacto con Dios, es un cable tendido permanentemente sin necesidad de celular, ni internet ni otro sistema de comunicación más que nuestra voluntad. Digo nuestra voluntad porque Dios siempre está dispuesto para escucharnos, consolarnos y ayudarnos, siempre está con su mano tendida esperándonos.

Sean conocidas nuestras peticiones… ¿qué peticiones tienes? ¿Hoy tienes afanes, ansiedades que no de dejan descansar, que no te dejan reposar?, ¿temores tal vez? Él está esperando que converses con EL y le cuentes sobre todo eso que no te permite estar en PAZ, porque esa es la voluntad de Dios para cada uno de nosotros, que estemos en PAZ, su PAZ que es diferente a la que todas las comodidades de este mundo nos puedan dar.

Tómate un café con Dios, es una buena idea, charla con EL, ábrele tu corazón y dale gracias por todo lo que tienes. No olvides que cada día es una nueva oportunidad de compartir, de seguir al lado de nuestros afectos, El busca gente que se anime a tomar un café con EL cómo amigos que él quiere tener. 
Él dijo “vosotros sois mis amigos “, Él puso su vida por sus amigos… ¿cómo no va a estar para charlar con ellos?

Dios te bendiga mucho, nos leemos pronto.




NO OLVIDES DIOS TE AMA Y NOSOTRAS TAMBIEN!!!!



No te vayas sin dejarnos un comentario y comparte si te es de bendición.



1 comentario:

  1. Me encanta este pasaje. Dios tiene el control de nuestra vida.Podemos descansar en El . El sabe lo q tenemos y lo q no. Lo pricipal es q se haga su voluntad y no la nuestra

    ResponderEliminar

Sandra López

REGALOS  DEL  PADRE Hay muchas cosas en nuestro andar diario que son importantes para nosotros pero no son visibles a nuestros ...