domingo, 10 de diciembre de 2017

Sandra López

ORAD  SIN  CESAR





Nos habla la Biblia de un hombre que se enojó con Dios.
Un hombre que fue blanco fácil de sus enemigos, por hablar lo que Dios le mandaba.

Jeremías expuso su enojo a Dios y vio a Dios con enojo, pero también fue capaz de rectificarse, de volverse atrás para poder decir : Pero algo más me viene a la memoria lo cual me llena de esperanza:El gran amor del Señor nunca se acaba, y su compasión jamás se agota.Lamentaciones 3:21-22 (NVI)

Dejo de ser subjetivo y sanó al sacar su dolor y resentimiento.
Podríamos decir que los clavó en la cruz e hizo su oración de fe, porque entendió que Dios no abandona a nadie y aunque siente dolor se compadece, debido a la grandeza de su amor inagotable, ya que no se complace en causar daño a las personas.

Entonces cuando el Señor nos dice Orad sin cesar, nos está pidiendo : por favor estén alertas porque hay un enemigo real, tengan cuidado con el mundo, no se dejen controlar por la carne.

Cuando somos tentadas a rendirnos y abandonar todo, debemos orar confesando : No me rendiré porque Dios está conmigo, no me dejará ni me desamparará.

Cuando viene el dardo de la tristeza, la salida está en nuestra oración de fe : El cambiará mi lamento en baile.

Cada vez que somos atacadas y tentadas con depresión , falta de gozo y decaimiento oramos y confesamos: saldré adelante, me gozaré en medio del dolor porque el gozo del Señor es mi fortaleza.

En todo momento la oración nos mantendrá alertas.
En todo momento la oración de fe será nuestra defensa de los ataques del diablo, la carne y el mundo.

La palabra cobra vida para nosotras y nos fortalece en todo tiempo.

Orad sin cesar, el Señor sabe muy bien que necesitamos de esta constante oración para vivir en victoria.

¿Cuánto oramos realmente?

Nos leemos pronto. Dios te bendiga mucho y no olvides mantenerte en oración.



RECUERDA DIOS TE AMA Y NOSOTRAS TAMBIEN.


No te vayas sin dejarnos un comentario y no olvides compartir para bendecir a otros.

1 comentario:

Sandra López

CORRAMOS  CON  PERSEVERANCIA Ya estamos promediando el mes de enero. Los días se pasan uno tras otro de forma muy rápida. Segu...