viernes, 10 de marzo de 2017

Sandra López


¿CRIATURA o HIJA?



Abrió lentamente los ojos. No podía distinguir bien lo que había a su alrededor, una luz brillante se reflejaba sobre su rostro. Sonidos desconocidos, voces que no identificaba.
Quiso incorporarse pero no pudo. Un hombre vestido de blanco, sonrisa amable y voz suave le habló.
-Buenos días,¿cómo se siente?-
-Yo , me siento rara.-
-No se preocupe,ya se sentirá mejor.-
-¿Dónde estoy?-
-En el hospital general, ¿No recuerda nada?-
Lo miró desconcertada, no recordaba nada.
-¿Quien Soy?- preguntó.

Esta es una escena de una vieja película cuya protagonista sufre un accidente y pierde totalmente su memoria.

Recordando este episodio de una historia irreal pensé cuantas veces nos ocurre.
No me refiero a tener un accidente y perder la memoria. Me refiero a por momentos no saber quienes somos en realidad.
Nacemos y recibimos una identificación que nos asignan, un nombre y un apellido, entonces somos Fulana Tal.
El tiempo pasa, algunas nos casamos, entonces somos Fulana de Mengano. Nos convertimos en mamá y a medida que nuestros hijos crecen nos identifican como la mamá de Fulanito.
Así en algún momento todas somos hijas de, esposa de, mamá de , suegra de, etc,etc.

Vamos cediendo parte de nuestra identidad conforme crecen nuestros afectos.

¿Pero qué sucede con respecto a nuestra relación con Dios?


Todas sabemos que somos criatutas de Dios, creadas por El a su imagen y semejanza. Como tales disfrutamos de ciertos derechos, de ciertos privilegios. Es lindo disfrutar de las cosas lindas que nos rodean, la naturaleza, la música, la amistad. Porque somos criaturas de Dios.
Sin embargo Dios quiere que seamos algo más que su creación. El tiene un lugar de mas privilegio para nosotras. Un lugar que nos asegura que disfrutaremos y gozaremos de sus promesas y sus bendiciones.
Seguro estas preguntándote ¿cuál es ese lugar?
¡¡¡Pues bien ese es el lugar de hija!!!
Otra pregunta enseguida nos asalta : ¿Cómo me convierto en una hija de Dios y dejo de ser simplemente su creación?
Mira un momento el texto del recuadro. Dice que si le recibes,si crees en El, entonces te concede el derecho de ser Su hija.
¡Qué privilegio el de ser una hija de Dios!

Cuando dejamos de ser su creación solamente y nos volvemos sus hijas, en ese momento comenzamos a disfrutar de sus beneficios. Son innumerables, es que nos hace coherederas con Cristo Jesús, nos cambia nuestras ropas de tristeza y nos da un cántico nuevo, llena de gozo y paz nuestro corazón y aún en medio de los problemas y dificultades nos hace habitar en paz. Se vuelve nuestro refugio, nuestra roca firme, quien nos guarda para que nada nos dañe. Pelea por nosotras,nos defiende en todo momento. Podemos venir a El confiadamente en cualquier circunstancia y saber que nos oyo, nos presta atención y esta dispuesto a obrar en favor nuestro.
¡Cuántos derechos y privilegios a cambio de recibirlo y creer en El!

¿Eres su hija ya? 
Tal vez no has dado ese paso de poder recibirlo y creer en El. Este es el tiempo. No te arrepentirás.
Si ya eres su hija, entonces sin temor disfruta de los beneficios y derechos que El tiene reservados para ti. Ven al Padre cada día, presentate delante de su trono y habla con El. 
El ama nuestra compania, esta esperandonos para bendecirnos.
Si te preguntas en este momento  : ¿ Quién Soy?
¿ Cuál es tu respuesta?
¿Criatura o Hija?


Dios te bendiga mucho , nos leemos pronto.


RECUERDA DIOS TE AMA Y NOSOTRAS TAMBIÉN.

No te vayas sin dejarnos un comentario y comparte si te fue de bendición.





3 comentarios:

  1. Muy buena reflexión!!! Que Dios te siga bendiciendo y dando palabra

    ResponderEliminar
  2. Excelente, me encantó! !

    ResponderEliminar
  3. Muy bueno e interesante :Soy hija

    ResponderEliminar

Sandra López

REGALOS  DEL  PADRE Hay muchas cosas en nuestro andar diario que son importantes para nosotros pero no son visibles a nuestros ...