martes, 30 de mayo de 2017

Sandra Cardozo


Estoy CANSADA!!





Ese es una de las exclamaciones o lamentos más frecuentes últimamente. Estoy agobiada, estoy cansado, y a no doy más…etc, etc.

Cuanto nos hace falta descansar, estar en reposo. Últimamente creo que el descanso se ha convertido en una utopía para más de uno, aunque no nos hemos resignado a abandonar la lucha por conseguirlo.

Pero ¿de qué estamos hablando? ¿ Del descanso físico o del descanso del alma, del espíritu?

El descanso físico es más fácil de conseguir que el descanso de nuestro ser interior. Cuando estamos cansados por dentro ya es otra cosa, no es tan fácil de solucionar. Tenemos que emplearnos a fondo para solucionar este problema porque pasa a ser de los mayores. 
Cuando la soledad invade y no hay motivos para seguir, cuando todo parece perder el significado y la importancia.
Qué nos queda?

Jesús dijo:


Ir a EL es la alternativa válida para este tipo de problemas, los que están cansados y agobiados…IR A EL…charlar con EL, ORAR. Pedir rescate en esas horas oscuras de nuestras vidas es lo único que nos puede levantar lo suficiente para cambiar nuestro punto de vista y encontrar ese descanso que necesitamos.

Encontrar el descanso real, no ficticio que nos pueden dar otras cosas, el descanso que solo la presencia de Dios en nuestras vidas nos puede dar. Habla con Dios y verás que es la persona correcta. Siempre tiene tiempo, sabe comprender, no juzga ni condena. Ama sin condiciones. 
Habla con Dios y verás que El da el verdadero descanso que necesitamos.


                       
Si tienes el arco siempre tenso, muy pronto lo romperás




¡Esta es una verdad muy grande! Si estamos tensos todo el tiempo no solo falla nuestro cuerpo, sino que falla nuestra mente. Y todo lo que nos rodea no está bien porque nosotros no estamos bien. Para que las cosas estén bien nosotros tenemos que estar bien.

Los relojes son importantes pero no son fundamentales en nuestras vidas, el correr, el desesperarnos no nos conduce a nada. A veces conviene dejarlos de lado un poco y mirarnos un poco a nosotros y ver que puedo hacer para mejorar mi descanso, mi reposo… 

el Salmo 23 dice: 

“ El SEÑOR es mi pastor, nada me falta; 2 en verdes pastos me hace descansar. Junto a tranquilas aguas me conduce; 3 me infunde nuevas fuerzas”




HABLA CON EL, EL TIENE LA RESPUESTA, EL TIENE LA SOLUCION PARA ENCONTRAR EL REPOSO, EL DESCANSO QUE TANTO NECESITAMOS

Dios te bendiga mucho, nos leemos prontito.


  
NO OLVIDES DIOS TE AMA Y NOSOTRAS TAMBIEN.


No te vayas sin dejarnos un comentario y no olvides compartir si te bendice.

4 comentarios:

  1. Muy bueno...!!!!
    Siempre tenemos que ir a Dios hablar con él y siempre hallamos respuesta

    ResponderEliminar
  2. Nuestro Padre nos da cada dia fuerzas para seguir adelante Como dice la alabansa ( El adiestra mis manos para la batalla puedo tomar con mis manos arco de bronce el es el refuguio la roca mia El es la fuerza de mi salvacion mi alto refugio mi fortaleza El es mi salvador.........)

    ResponderEliminar
  3. Linda reflección, y un buen recordatorio, y sí Jehová es mi pastor nada me faltará

    ResponderEliminar

Sandra López

REGALOS  DEL  PADRE Hay muchas cosas en nuestro andar diario que son importantes para nosotros pero no son visibles a nuestros ...